Printer-friendly version

Con los guardias venatorios voluntarios contra los cazadores furtivos

Guardia voluntario WWF con dos águilas reales apenas secuestradas en BresciaGuardia voluntario WWF con dos águilas reales apenas secuestradas en BresciaSegún nuestra normativa nacional, las asociaciones ambientalistas italianas tienen la posibilidad de crear núcleos de guardias venatorios voluntarios cons los propios socios. Las mismas organizaciones pueden organizar un cursos de preparación a los cuales sigue un minucioso examen en sede provincial. Las materias en las que los voluntarios se forman son : normativa sobre la caza, zoología, ecología, balística y prácticas venatorias. Una vez pasado el difícil examen, los mismos voluntarios se procuran las herramientas necesarias y los uniformes de servicio.

Las tareas que deben desempeñar prevén:

  • Control de la licencia de caza y de los documentos obligatorios del cazador.
  • Control del arma y de las municiones.
  • Control de los morrales (partida de caza) con las especies abatidas.
  • Redactar actas por infracciones administrativas y señalamiento de delitos a las autoridades judiciales.
  • Secuestro de la fauna viva o muerta ilegalmente cazada, de las armas y/o de trampas (solo en las prefecturas donde son reconocidas las funciones de la policía judiciaria).

Brescia, guardia WWF con arcos, redes y reclamos secuestradosBrescia, guardia WWF con arcos, redes y reclamos secuestradosDebido a que en los últimos años algunas prefecturas no han querido reconocer más las funciones de policía judicial a los guardias venatorios voluntarios, quitándoles de este modo una parte importante de su trabajo (secuestros de redes y trampas, reclamos, armas, registros), hoy los guardias se valen del apoyo de la policía y de los forestales para realizar todos sus controles.

Los guardias voluntarios son ambientalistas fuertemente motivados y de grande preparación, unos verdaderos voluntarios de la profesión, que cada año sacrifican una parte consistente de sus vacaciones para dedicarse a la protección de la fauna y a la lucha contra la corrupción venatoria. El CABS sostiene desde 1997 las operaciones de los guardias del WWF en Brescia y en Campania, mientras en los últimos años ha tenido también la oportunidad de apoyar los guardias LIPU en Campania y los guardias de la LAC en Brescia.

Los resultados del trabajo de los guardias en Italia son extraordinarios. En el curso de un año de operaciones controlan hasta 500 cazadores, remueven miles de trampas y redes, y llegan a secuestrar docenas de fusiles y más de 20.000 cartuchos. Solo en sanciones administrativas hacen llegar a las cajas del Estado entre 15.000 y 20.000 euros.

Sin embargo – o mejor, justo por esta razón – el mundo político bresciano, la Provincia en la cual se realizaba hasta el 2007 el más completo campo contra la caza furtiva, han probado a obstaculizar a los guardias del WWF.

Guardias venatorias con aves de reclamo secuestradasGuardias venatorias con aves de reclamo secuestradasEl nuevo reglamento provincial impide a quien no sea residente en Lombardia recibir el decreto para Brescia, excluyendo así un buen número de guardias WWF provenientes de Toscana, Umbria y Veneto, mientras la necesidad de cada guardia de elegir un ámbito territorial en el cual intervenir obstacula la flexibilidad y mobilidad sobre el territorio. Además la prefectura de Brescia no ha querido reconocer las funciones de policía judicial de los guardias, volviendo, de esta manera, complicadas todas las operaciones de secuestro de armas, trampas y reclamos.

En el sitio tutela fauna los guardias del WWF publican regularmente los resultados de sus acciones, junto a otras y numerosas informaciones sobre la caza y la caza furtiva en Italia y en el mundo entero.