Printer-friendly version

España y la caza "excepcional": el silvestrismo

Un jilguero libre: en España la tradición quiere ver aún a este pajarillo cantando en una jaula (© Noodle snacks/wikimedia commons)Un jilguero libre: en España la tradición quiere ver aún a este pajarillo cantando en una jaula (© Noodle snacks/wikimedia commons)Increíblemente en toda España el Ministerio del Ambiente autoriza anualmente la caza excepcional de 4 especies de fringílidos: jilgueros, verderones, verdecillos y pardillos con la finalidad de amaestrarles en el canto, contraponiéndose de este modo a la Normativa Europea. Los cazadores que practican esta modalidad de caza llamada silvestrismo requieren una autorización, gracias a la cual consecuentemente adquieren la libertad de poder capturar estas especies con redes durante todo un mes, tanto en verano como en otoño, con la condición de que el 30% de estos ejemplares capturados sean posteriormente liberados.

Solo en Andalucía se entregan 12.000 licencias por año, mientras solo en Madrid se conceden 1.200. Castellón da 563 y Murcia 1.740 licencias. Los jilgueros de reclamo son ilegalmente cegados en algunas ocasiones para mejorar el cantoLos jilgueros de reclamo son ilegalmente cegados en algunas ocasiones para mejorar el cantoCalculando que cada silvestrista tiene derecho a cazar aproximadamente 100 aves por año (con variaciones regionales en el número y en los meses de permiso), evidentemente se habla de millones de ejemplares capturados con un método ilegal de caza de acuerdo a la Directiva Aves de la Unión Europea. Cabe resaltar que en la realidad es imposible evaluar exactamente el número de pájaros capturados en toda España, por lo que seguramente cualquier tipo de cálculo está muy por debajo del número real de capturas.

Cómo es posible que se tolere una infracción tan descarada de la directiva comunitaria ? Antes de todo las 3 especies en objeto no son consideradas cazables, se añade el hecho de que las redes no son un medio autorizado para la caza y que la caza en verano debe cerrarse. La suma de todas estas infracciones da como resultado números de vértigo.

Las principales asociaciones ambientalistas españolas, entre las cuales se encuentran nuestros partners: Ecologistas en Acción y SEO-BirdLife, han presentado numerosos reclamos ante la Comisión Europea por violación de la directiva. El pedido es la inmediata abolición de esta forma de caza, sin recibir aún ninguna manifestación por parte de la comisión.

Sin embargo según los datos publicados por SEO, las poblaciones de verderones, jilgueros y pardillos en España están sufriendo una importante disminución a causa del enorme número de aves capturadas con esta forma de caza.

España: redes abatibles (enfilat) y reclamos en jaulas.  El equipamiento de un silvestrista a punto de capturar verderones y jilguerosEspaña: redes abatibles (enfilat) y reclamos en jaulas. El equipamiento de un silvestrista a punto de capturar verderones y jilguerosY no solo estas tres especies: los silvestristas – teniendo como cómplice la falta de controles – usan las redes para atrapar de todo. Como ha indicado Leo Pérez, activista valenciano experto de enfilat, “Lo mismo ocurre con el enfilat otoñal en Castellón, que lo conozco perfectamente, y con la falsa excusa de ser para el canto los 563 enfilateros otoñales de Castellón matan y se comen absolutamente a todos los fringílidos que capturan, tanto sean pardillos como sean jilgueros, a todos los matan para comérselos. La prueba : los 98 auténticos silvestristas de Castellón que cazan fringilidos para el canto, piden la autorización en verano y entonces capturan a los pajarillos jovenes, que no tienen el canto viciado y que son los únicos aptos para el silvestrismo; las capturas otoñales van todas a la sartén”

No es solo la opinión de un ecologista: en los periódicos españoles pululan las denuncias a los silvestristas sorprendidos con las manos llenas de aves protegidas, sin nombrar las declaraciones en contra dadas por la misma policía, según la cual el silvestrismo se revela, cada día más, como una puerta abierta a la matanza de pajarillos.

También el CABS está haciendo presión en Europa y ha enviado una queja al Parlamento Europeo, para solicitar proscribir esta forma de caza masiva de aves.