Printer-friendly version

Parany: caza furtiva con visco en Valencia

La caza masiva de aves: un pasatiempo regional


Castelló: un cazador arregla el visco sobre los soportes de su parany, pese a que está prohibido (© Gecen)Castelló: un cazador arregla el visco sobre los soportes de su parany, pese a que está prohibido (© Gecen)Sobre la costa del Noreste de España, en las comunidades autónomas de Cataluña y Valencia, la matanza de pajarillos con trampas, es todavía un pasatiempo muy difundido entre los cazadores, aunque ésta sea ilegal. El paisaje agreste, e inclusive pueblos y ciudades, están constelados de grandes instalaciones arbóreas, llamadas Parany (Valencia) y Barraca (Cataluña). Los árboles, generalmente algarrobos, dispuestos al interior de terrenos rigurosamente cercados, son podados de tal manera que permiten la ubicación de cientos de varillas de visco en medio al follaje. El furtivo las posiciona en cada otoño utilizando escaleras y pequeñas plataformas que le permiten movilizarse a sus anchas en el complejo arbóreo.

La caza se desenvuelve principalmente en la madrugada y con la ayuda de reclamos electrónicos. Las bandadas de zorzales en migración nocturna bajan hacia los paranys y quedan engomados en el visco, cayendo al suelo, donde el furtivo los recoge la mañana siguiente.

Los mismos paranyeros afirman que en una buena noche una instalación puede capturar hasta algunos cientos de zorzales. Y no solo. Ya que el visco no es selectivo, caen también codirrojos, petirrojos, currucas capirotadas e incluso lechuzas. Aproximadamente el 25% - 30% de las capturas son ejemplares de especies protegidas.

Según nuestras asociaciones partner, GECEN, AE-AGRO e EA-GER, que han recolectado una inmensa cantidad de datos sobre los paranys valencianos, suministrando el más exacto censo de estas estructuras ilegales, cada año mueren aún, en los 2.500 paranys en función, aproximadamente 2 millones de zorzales (sin contar las demás especies).

Sobre el soporte horizontal se introducen las pequeñas varas de visco que impedirán el movimiento a las aves que se posan alrededor (© Gecen)Sobre el soporte horizontal se introducen las pequeñas varas de visco que impedirán el movimiento a las aves que se posan alrededor (© Gecen)Esto ocurre pese a que los paranys han sido declarados ilegales por el Tribunal Superior de Justicia Valenciano, el Tribunal Supremo de España y por el Tribunal Europeo de Estrasburgo, con sentencia definitiva en diciembre del 2004. Los paranys, considerados como instalaciones de caza de aves de naturaleza no selectiva y de masa, contravienen las normas basilares de la Directiva Aves. No obstante ésto, las autoridades valencianas no solo cierran los ojos, sino hasta declaran su respaldo para los paranys y de hecho boicotean los controles. Debemos tener en consideración que tratándose de estructuras visibles a kilómetros, sería muy fácil controlarlos y denunciarlos.

En el verano del 2009 el gobierno regional finalmente salió al descubierto, proponiendo una nueva ley venatoria regional que autoriza los paranys. Para pasar por alto los problemas de selectividad, se introdujo en modo ficticio el uso de una nueva goma sintética que teóricamente sería “selectiva” y no debería hacer daño al plumaje de las aves.

Obviamente ni la Comisión Europea, ni el Gobierno Nacional Español han dejado pasar el nuevo fraude venatorio, así Zapatero inmediatamente impugnó la ley y la envió al Tribunal Supremo Español para que se exprese sobre la ilegitimidad de los paranys. El Tribunal enseguida ordenó la suspensión de la ley.

Zorzales muertos recientemente en un parany. Según las estimaciones de las asociaciones locales, cada una de estas estructuras puede capturar 800 zorzales por estación más un 30% de petirrojos y currucas capirotadas (© Gecen)Zorzales muertos recientemente en un parany. Según las estimaciones de las asociaciones locales, cada una de estas estructuras puede capturar 800 zorzales por estación más un 30% de petirrojos y currucas capirotadas (© Gecen)Mientras tanto las asociaciones ambientalistas españolas han iniciado una campaña de protesta contra los paranys. El CABS ha colaborado enviando a la Comisión Europea un estudio detallado sobre los paranys realizado por las asociaciones partner españolas, participando a una recopilación internacional de firmas que fueron enviadas al primer ministro José Luis Rodríguez Zapatero en contra de la legalización de los paranys, obteniendo el efecto deseado, y organizando acciones con carácter investigativo en Castellón durante el período de captura.