Printer-friendly version

Stop al turismo venatorio en Argentina

Los viajes de caza ponen en serio peligro varias especies amenazadas

Cazadores europeos con su botín de gansosCazadores europeos con su botín de gansosTienes presente cuando los cazadores reivindican su rol como grandes conocedores de la naturaleza y tutores del equilibrio natural?. Recuerdas un personaje italiano del mundo del deporte que con orgullo contaba a la prensa sobre sus viajes de caza en Argentina?. Pues bien, unamos ambos hechos y reconstruyamos la historia del Argentina, paraíso de cazadores europeos en migración. En todos los catálogos de viajes venatorios, ferias venatorias, revistas del sector, incluso en agencias de viajes normales se muestra a la grande la publicidad:

Sin lugar a duda no existe otro lugar sobre la Tierra donde se pueda cazar tantas aves como en Argentina. Los apasionados de caza de gansos y patos de todo el mundo acuden aquí para poder finalmente disparar a sus anchas”; o ésta del mismo tipo: “Ningún límite! La caza de aves acuáticas en Argentina es famosa por sus anchos límites de caza de patos argentinos y NO hay límites para la cacería de gansos”.

Y como se puede predecir, miles de cazadores responden al llamado y se precipitan en las pampas de Patagonia, con el único objetivo de tutelar el equilibrio natural, exterminando gansos y patos al punto de llevarles al borde de la extinción.

Los proteccionistas de “Aves Argentinas” fueron los encargados de dar la alarma: “De nuestras observaciones resulta evidente que muchísimos de estos turistas venatorios no respetan ni la ley, ni los límites de las reservas naturales. En muchas ocasiones hemos constatado el abatimiento de gansos de magallanes (Chloephaga picta), cauquén cabeza gris (Chloephaga poliocephala) y cauquén colorado (Chloephaga rubidiceps), todas especies superamenazadas. En particular de cauquenes colorados – especie nidificante en Norteamérica e invernante en los alrededores de Buenos Aires, que es además uno de los trofeos más apetecidos por los cazadores – quedan 950 parejas y se encuentra en declino constante” – son las declaraciones de Aves Argentinas.

Cauquén cabeza gris: al borde de la extinción por culpa de los cazadores europeos en ArgentinaCauquén cabeza gris: al borde de la extinción por culpa de los cazadores europeos en Argentina
“El punto es que todas las especies – las más raras y las más comunes – se reúnen en enormes bandadas para dirigirse a los dormitorios nocturnos. Aquí les esperan los cazadores listos a lanzarles todo su arsenal. Es inevitable que los gansos más raros sean abatidos de cualquier manera. A los cazadores no les importa mínimamente: van allí solo para divertirse, mientras que para las agencias de viajes venatorios resulta simplemente un buen negocio. En una semana con todo incluido se gastan de 4.000 a 6.000 euros por persona
”.

Cauquén colorado, otra especie sudamericana superamenazadaCauquén colorado, otra especie sudamericana superamenazadaYa desde hace algunos años el CABS ha organizado, en colaboración con los proteccionistas argentinos, protestas internacionales para denunciar esta situación insostenible, pidiendo a las asociaciones venatorias alemanas el retiro del “paquete Argentina” de sus catálogos. En vano, obviamente. Por otra parte justo de Sudamérica ha llegado la respuesta decisiva en el 2009, cuando el Ministro del Ambiente Argentino, ha clausurado con efecto inmediato la caza de gansos en todo el territorio nacional. La causa de la decisión fue el comportamiento irresponsable de los cazadores extranjeros, que año tras año han invadido las reservas naturales matando especies de gansos protegidos. El CABS felicita la medida como una de las más grandes victorias obtenidas para la avifauna sudamericana: “Basta con los al menos 500 disparos al día por cazador, basta con las fotos que muestran cazadores con aves muertas agrupadas en montones de metros de altura, con esta ley Argentina ha salvado miles de aves de una masacre inútil”. Ahora se trata de hacer respetar la prohibición y de comunicar a todas las agencias de viajes venatorios que el “paquete Argentina” debe ser removido obligatoriamente, o se corre el riesgo de recibir una denuncia por fraude.