Printer-friendly version

Animales empolvados sobre las estanterías

Paseriformes de especies protegidas europeas en una colección privada en MilanoPaseriformes de especies protegidas europeas en una colección privada en MilanoCada año miles de animales terminan en las estanterías de coleccionistas y cazadores de toda Europa. Ya sea que se trate de cuernos de raros antílopes asiáticos, preparados de aves o cabezas y cuerpos de mamíferos, la industria de los trofeos y de la taxidermia solo en Alemania es un negocio que implica 300.000 cazadores.

El que sea o no necesario que un cazador cuelgue su souvenir sobre la chimenea es una cuestión de gusto y no está de ninguna manera prohibido por la ley. No obstante esto, hojeando los catálogos de taxidermistas, sale a la luz que todas las especies de fauna selvática están disponibles para la venta – desde los pequeños pájaros canoros a los carpinteros, búhos, rapaces, ardillas, erizos, lobos. Todos animales protegidos, cuyo abatimiento y comercio están prohibidos en toda Europa. Su procedencia y la causa de muerte son imposibles de determinar en muchos casos. y aunque algunos pueden haber muerto por causas naturales, en algunos casos es fácil sospechar que han sido abatidos con el claro objetivo de vender el animal como trofeo.

Chotacabras embalsamado (© Opencage/wikimedia commons)Chotacabras embalsamado (© Opencage/wikimedia commons)El CABS ha conducido investigaciones en el mundo, siempre poco transparente, de la taxidermia y ha llegado a la conclusión de que muchos embalsamadores, estudiados de cerca, se encuentran implicados en actividades ilegales. De este modo las informaciones entregadas por el CABS a las autoridades responsables han conducido a decenas de registros y arrestos. Como resultado, los taxidermistas son ahora muy prudentes frente a nuevos clientes: si se encuentran delante de situaciones de ilegalidad las aceptan solo frente a clientes conocidos y de confianza. De todas maneras, el negocio y las ganancias se han reducido, mientras el temor a controles por parte de las autoridades ha aumentado.