Printer-friendly version

Internet: un gran mercado para los contrabandistas de animales selváticos

Pagina web de e-bay: se pone en venta un mirlo embalsamadoPagina web de e-bay: se pone en venta un mirlo embalsamadoHasta hace pocos años animales disecados, trofeos e inclusive animales vivos podían ser adquiridos únicamente a través de canales preferenciales de dudosa legalidad y a escondidas de la ley. Hoy, en la era informática, la mercadería “caliente” está ahí, a solo un click de distancia.

El líder de mercado en oferta de fauna protegida ha sido, hasta el 2004, el sitio de e-bay. En el 2002, solo en 30 días, el CABS descubrió más de 1.600 subastas ilegales a través del server alemán de e-bay: entre las ofertas figuraban colmillos de elefante, pieles de ocelote, rapaces embalsamadas, carteras de cocodrilo y caviar. En todos los casos – como el CABS llevó a la luz – los vendedores no tenían los documentos en regla para la venta.

No obstante, solo en el mes de diciembre se habían llevado a cabo transacciones por aproximadamente 95.000 euros. El CABS publicó estos datos en la primavera del 2003 y denunció los comerciantes y al mismo e-bay. El fundamento legal de la denuncia fue la ley sobre el comercio informático, que obliga a los operadores informáticos a asumir la responsabilidad en el caso de que transacciones ilegales sean conducidas en el propio sitio

Pionus menstruus: una especie de papagayo de sudamérica aún objeto de contrabando (©  Beatrice Murch/wikimedia commons)Pionus menstruus: una especie de papagayo de sudamérica aún objeto de contrabando (© Beatrice Murch/wikimedia commons)La respuesta de las autoridades fue el secuestro de cientos de animales embalsamados pertenecientes a especies protegidas, así como pieles y kilos de caviar. Después de presiones sucesivas, e-bay ha iniciado a partir del verano del 2004, monitoreos de todas sus subastas que conciernan animales selváticos. Un texto elaborado por el CABS, en el que se especifican las normativas vigentes y se pone en guardia al oferente del peligro de transacciones ilegales, es automáticamente enviado a cada vendedor. En el caso que el vendedor acepte proseguir con la subasta pese a no contar con la documentación requerida, e-bay se ocupa de anularla en pocas horas.

De este modo, el comercio de productos ilegales de animales en Internet es ahora mucho más raro. Lamentablemente existen todavía algunos websites con acceso limitado, conocidos solo por los miembros, que continúan a comercializar productos y animales selváticos, pero al menos el enorme negocio de miles de euros, realizado a la luz del sol, como el caso de e-bay ha desaparecido de la escena.