Printer-friendly version

Nidos artificiales para Fumareles

Un proyecto del CABS en Brandemburgo para la conservación de una especie protegida


Fumarel en vuelo (© Cephas/wikimedia commons)Fumarel en vuelo (© Cephas/wikimedia commons)Las exigencias reproductivas del fumarel son verdaderamente particulares. La zona húmeda no debe estar sometida a disturbios por parte del hombre, el agua no debe ser demasiado profunda y tampoco muy superficial, no debe existir corriente en el lago. Además las riberas deben estar expuestas al sol y todo debe estar rodeado de abundantes plantas acuáticas. Solo en estas condiciones estos pequeños charranes negros se deciden a construir sus nidos sobre los aglomerados flotantes de vegetación muerta. La predilección por estos tipos de hábitat, hoy tanto raros, ha llevado a los fumareles en el curso del último siglo a ver derrumbarse drásticamente su población. Sólo 1.000 – 1.300 parejas nidifican hoy en los espejos de agua de Alemania septentrional y toda la población del país ha disminuído en el 50% en los últimos 30 años.

El mismo problema existe también en tantos otros países europeos: el fumarel se encuentra en fuerte declive en toda Europa occidental y meridional, mientras afortunadamente resulta estable en los países del este. No por mucho tiempo. También allí grandes espacios naturales están siendo amenazados por el desarrollo periurbano y por la agricultura intensiva.

Con el fin de ayudar a esta especie en peligro, el CABS ha construído un nido colonial artificial para fumareles en el lago de Pritzerber, dentro de una reserva natural situada al noroeste de Brandemburgo sobre el Havel. Aquí 90 pequeñas balsas de caña, unidas con alambres de hierro han sido posicionadas en medio del río y sobre un pequeño lago eutrófico en las cercanías del Elba, en Sajonia. Voluntario del CABS mientras ancla una balsa para fumarelesVoluntario del CABS mientras ancla una balsa para fumarelesLas pequeñas balsas han sido ancladas en el cañaveral con cuerdas con un largo suficiente como para compensar los cambios eventuales de altura de las aguas durante la estación reproductiva. En invierno todas las balsas son regularmente removidas para evitar que sean dañadas durante las crecidas de los ríos.

Los fumareles llegan desde África en mayo y desde el primer experimento han aceptado los nuevos sitios artificiales de reproducción. Durante la primavera algunas decenas de parejas ocupan los nidos flotantes, llevando al despegue decenas jóvenes. También las gaviotas comunes muestran su interés en la nueva oportunidad ofrecida por el CABS, nidificando en las balsas.

El proyecto del CABS para los fumareles se inserta en el seno de un proyecto muy interesante de renaturalización de un cuerpo fluvial, talvez el único en Europa. En los próximos años un área de 18.700 hectáreas alrededor de Pritzerbe en la confluencia del Havel y el Elba, actualmente utilizada como pastizales, será devuelta a su estado original. Se prevé así la restauración de numerosos lagos eutróficos que restituirán a los fumareles numerosas oportunidades naturales de nidificación. Hasta entonces el CABS se encargará de ampliar el número de plataformas para la colonia existente.

El proyecto es financiado únicamente gracias a donaciones – el CABS no recibe ningún financiamiento público para el proyecto fumareles.