Printer-friendly version

Bélgica: el contrabando de paseriformes

Un negocio que sabe a masacre

Un pinzón: en Bélgica todavía se importa ilegalmente por su canto (© Michael Maggs/wikimedia commons)Un pinzón: en Bélgica todavía se importa ilegalmente por su canto (© Michael Maggs/wikimedia commons)Es increible decir que un pequeño estado como Bélgica pueda ser sede y meta de fuertes flujos de contrabando de aves canoras. Sin embargo es así: desde que en 1993 la caza con trampas fue abolida en el país, la demanda y los precios de jilgueros y camachuelos han subido a las estrellas, una oportunidad multimillonaria, demasiado apetitosa para comerciantes y contrabandistas europeos.

Las investigaciones del CABS han llevado a la luz números altos, hasta 100.000 aves capturadas cada año en el sur de Siberia e introducidas en Europa a través de Polonia y Alemania solo para clientes belgas.

Por muchos años los agentes de la aduana alemana han capturado contrabandistas de aves en la frontera oriental de la UE; tanto durante los controles de rutina, como detrás de señalmientos específicos, los aduaneros se han encontrado frecuentemente ante camiones que escondían hasta 1.000 fringílidos, jilgueros, camachuelos, lúganos, así como pardillos sizerines o especies asiáticas.

Los ejemplares vienen usualmente escondidos en varias formas, bajo falsos revestimientos, en los interiores de los asientos, en las llantas de emergencia o solo ocultos en medio de otros objetos. Los responsables han resultado siempre ser contrabandistas belgas que revendían los codiciados pájaros a apasionados ornitófilos connacionales, y también alemanes y holandeses.

Jilgueros y verderones durante un secuestro: muchas aves mueren antes de ser vendidasJilgueros y verderones durante un secuestro: muchas aves mueren antes de ser vendidasGracias a la red de contactos creada por el CABS junto con la Ligue Royal Belge pour la Proteccion des Oiseaux (LRPBO), a lo largo de los años se ha constituido una conspicua base de datos sobre el tema “contrabando”, gracias a esta base de información entregada a las autoridades se ha facilitado el arresto de numerosos contrabandistas y la confiscación de miles de aves, que han podido así regresar a la vida selvática.