Printer-friendly version

Éxito en Italia


Con la disminución de los arcos en Brescia siempre más petirrojos pueden continuar su migración hacia el sur (© nl.wikipedia/wikimedia commons)Con la disminución de los arcos en Brescia siempre más petirrojos pueden continuar su migración hacia el sur (© nl.wikipedia/wikimedia commons)Justamente ha sido la caza maciza, con grandes pérdidas para las aves migratorias, que se verifica cada año en Italia la razón del nacimiento del CABS en el 1975. Italia ha sido el primer campo de intervención de la asociación y todavía hoy la mayor parte de nuestras energías y recursos se invierten en la lucha contra la caza furtiva en la península, desde los Alpes a las costas tirrénicas. Junto a nuestras asociaciones partner, en el curso de 30 años hemos obtenido muchas victorias. Enseguida presentamos las principales mejoras en lo que respecta la protección de la avifauna migratoria que se han verificado en Italia.

  • Gracias a una mayor claridad y eficacia de la ley de caza, numerosos cazadores han colgado los zapatos. En los años ’70 eran aún 1,5 millones de escopetas doble canón activas, en el 2010 quedan 730.000 – 750.000. La caza de hecho ha perdido su poder de atracción. La gran mayoría de italianos la condena como práctica violenta y deletérea para el ambiente.
  • Después de una larga lucha entre ambientalistas y cazadores, el Parlamento publica en 1992 una nueva ley de caza que aplica en el territorio nacional la Directiva Aves 79/409. No obstante la ley sea perfectible y demasiadas especies en disminción sean todavía consideradas cazables, la 157 es una punto importante de referencia en la protección de los animales silvestres.
  • Pese a la prohibición de la comercialización de especies pertenecientes al avifauna cazable y no, en los años 90’ se encuentran aún muchos restaurantes que ofrecen "polenta e usei" en el Norte de Italia. El CABS organiza con la policía y los guardias venatorios voluntarios incursiones en numerosos locales que ofrecen aves en el menú. Con éxito ! Hoy solo pocos restaurantes ofrecen confidencialmente los platos prohibidos.
  • Desde la mitad de los años ’90 el Cuerpo Forestal del Estado crea el Núcleo Operativo Anti-caza furtiva, una unidad especial que combate los fenómenos más virulentos de furtivismo en la península Itálica. El núcleo tiene un éxito excepcional en todos los lugares donde interviene, de Brescia al estrecho de Messina, de Ponza al Delta del Po, desde los lagos de Lesina y Varano a las salinas de Margarita de Savoia. Este cuerpo de forestales profesionales, particularmente motivados por su trabajo, es hoy po hoy un ejemplo a seguir en toda Europa.
  • Desde 1996 la LAC y en CABS juntos logran bloquear las derogaciones en Lombardia que autorizarían la masacre de millones de gorriones, pinzones comunes, reales y estorninos pintos. Aunque la Región renueva cada estación sus ilegítimas disposiciones, ambas asociaciones continúan presentando recurso y ganando repetidamente. Cada veredicto de las Cortes salva millones de aves cada año, al menos hasta cuando los consejeros regionales se convencerán que es más importante tutelar la legalidad y no los ricos morrales de los cazadores brescianos y bergamascos.
  • En los años ’70 habían aproximadamente 2.000 “roccoli“ activos, enormes instalaciones con redes para la captura de las aves migratorias. Con la ley de 1992 tales instalaciones se vuelven ilegales y son activadas año tras año solo gracias a las derogaciones establecidas por algunas regiones. CABS y LAC presentan recurso cada año contra la apertura de los restantes 50 roccoli, reportando victoria tras victoria.
  • Los arcos de Brescia están al borde de la extinción. Después de 25 años de campos contra la caza furtiva durante el otoño, el CABS ha visto el resultado de los esfuerzos conjuntos de tantas asociaciones. En el 2001 fueron removidos 12.000 arcos de los bosques brescianos, en el 2009 eran solo 2.000. El CABS calcula que eran 300.000 los arcos colocados en los bosques por los furtivos brescianos diez años atrás, hoy en día solo un décimo resiste. Miles de petirrojos pueden atravesar ilesos las que un tiempo eran montañas de trampas.
  • En Cerdeña la situación ha mejorado. Las montañas de Capoterra donde desde hace años la LAC, CABS y LIPU Calabria organizan sus campos antifurtivismo, actualmente han sido abandonadas por los furtivos, que se sienten obligados a retirarse a zonas más impracticables e incómodas de alcanzar. Una buena parte ha renunciado y por lo tanto también el número de lazos para zorzales comienza a disminuir, pese a que la situación esté aún lejos de ser considerada bajo control. También en los montes de los Sette Fratelli, las enormes instalaciones de redes – casi un centenar – han desaparecido después de que en el 2005 y 2006 los voluntarios han removido redes, palos, y han denunciado el fenómeno a las autoridades locales.
  • Igualmente en Ponza la tradición de las trampas está llegando a extinguirse. Después de 15 años de operaciones fatigosas de la LAC y del CABS en la isla, durante las cuales regularmente se recogían cientos de trampas, ahora solo una decena de furtivos continúan aún con su actividad. Pero cada año caen en nuestras redes otros más : en pocos años habremos sorprendido a todos !
  • Durante los campos contra la caza furtiva del CABS, entre Brescia, Ponza y Cerdeña, cada año se destruyen aproximadamente 15.000 trampas y más de 150 redes. Cientos de aves de reclamo ilegalmente detenidas o atrapadas en las redes son liberadas. Solo gracias a la remoción de las trampas, miles de aves pueden pasar tranquilamente por los lugares donde de otra manera les habría esperado una muerte segura y dolorosa.