Printer-friendly version

Furtivos en Brescia: una lucha continua contra arcos, redes, trampas y política


1. Introducción

Petirrojo atrapado en una trampa a disparo. En el 2008 se encontró el número más alto de trampas hasta hoyPetirrojo atrapado en una trampa a disparo. En el 2008 se encontró el número más alto de trampas hasta hoySe sabe bien que Brescia es la capital de la caza furtiva en Italia. No existe otra provincia en la cual los cazadores y furtivos demuestren tanto desinterés y desprecio por las leyes nacionales y comunitarias sobre en el tema de caza. La captura otoñal de millones de aves es una obligación sobre los prealpes y en la llanura bresciana, y si ésta se lleva a cabo con arcos, redes, visco, desde las miles casetas de caza, en los “roccoli“ brescianos, o al vuelo sobre los pasos alpinos que deberían ser protegidos, no cambia, lo importante es tener morrales llenos de cientos de zorzales, mirlos, pinzones, petirrojos. Si en otras regiones el cazador y el furtivo son dos figuras casi siempre diversas, a veces en competición entre ellos, en Brescia ésto no se verifica. Casi la mitad de tramperos soprendidos in flagrante sobre las trampas por la Forestal son cazadores con licencia de caza !

El CABS está presente en Brescia desde el 1984, realizando año tras año campos contra la caza furtiva en este territorio. El CABS con la colaboración de la LAC de Milán y el CSA de Módena y más de 60 voluntarios, en promedio, provenientes de diferentes países (Italia, Alemania, Gran Bretaña, Polonia, Estados Unidos) contribuyen todos los años con el éxito de las operaciones, dirigidas a golpear directamente la caza furtiva.

2. Modus operandi

Voluntarios del campo contra la caza furtiva con las trampas recolectadasVoluntarios del campo contra la caza furtiva con las trampas recolectadasLas actividades de los voluntarios consisten el rastrear los 3 valles brescianos y la zona de llanura de la provincia, con el fin de encontrar trampas y arcos. Cada día de 4 a 6 equipos de voluntarios son enviados a áreas conocidas, con presencia de un gran número de trampas, o en zonas potencialmente interesantes. Las trampas descubiertas son inmediatamente removidas y destruidas. El punto del hallazgo se marca en un mapa digital en modo de poder ser señalado a las autoridades para las siguientes inspecciones. De hecho, una parte importante del trabajo de los voluntarios es la de suministrar a los agentes forestales una mapatura detallada del uso de trampas para la caza en el territorio bresciano, de este modo ellos pueden valerse de esta información adicional para organizar mejor las propias operaciones. El NOA (Núcleo Operativo Anti-caza furtiva) de la Forestal es sin duda alguna la unidad que ha producido los mejores resultados en la lucha contra la caza furtiva a aves en Brescia.

3. Resultados

Los campos de CABS cada año cubren un área de operaciones de aproximadamente 2.600 km² entre el lago de Iseo y el lago de Garda. En esta enorme zona afectada por la caza furtiva, se controlan poco menos de 200 sitios, de los cuales el 70% en promedio son puestos activos de caza sea con arcos, redes o trampas.

En el curso de las 4 semanas de campo los participantes localizan y remueven entre 2.500 y 3.000 infracciones por caza furtiva. La relación porcentual promedio entre los diferentes tipos de trampas ilegales de uso en la zona se indica a continuación :

Arcos 60-80%
Trampas a disparo (cepos) 10-35%
Redes 3-10%
Lazos para ungulados <1%
Otras trampas o visco <1%


4. Evaluación del fenómeno de la caza furtiva

Pinzón encontrado en un arcoPinzón encontrado en un arcoLa situación del uso de arcos en Brescia es variable. Tomando como referencia que en el 2001 el número de arcos encontrados fue de 12.104, es evidente que existe una disminución del uso de los mismos a lo largo de los años, ya que en el 2007 se registró el mínimo histórico de 1.231 arcos encontrados en el territorio rastreado. Sin embargo los resultados de años posteriores indican un ligero regreso a su uso (2,159 en el 2009), aunque de todas maneras los números son mucho menores respecto a los datos del 2001. Es claro que el número de cazadores disminuye visiblemente y al mismo tiempo en muchos cotos el número medio de arcos va disminuyendo también. Probablemente quien continúa a utilizarlos, se complace con tan solo una decena de los mismos, mientras se está descubriendo un aumento de los grandes cotos comerciales.

Por el contrario, las trampas a disparo o cepos, de regreso en Brescia desde el 1998 como alternativa para los arcos, parecen estar destinadas a regresar al olvido. Probablemente debido a la menor tasa de captura o a la dificultad de obtenerlas, luego de una primera explosión en los últimos años, han sido nuevamente abandonadas por los furtivos. En el 2006 fueron 284 las trampas a disparo encontradas, en el 2008 llegaron a 949, mientras que en el 2009 el número comenzó a bajar otra vez, 340.

Las redes no dan ninguna señal de querer ser abandonadas, aunque también aquí tenemos buenas noticias. Los valores son variables, después de una tendencia a la baja a partir del 2005, cuando se alcanzó el record de redes encontradas con 174 unidades, hasta el 2008. Lamentablemente el 2009 registró números más altos con 167 redes. Las fluctuaciones no son estadísticamente significativas, pero es importante notar que la mayor parte de las redes son encontradas en puntos nuevos y donde los cazadores se sienten todavía tranquilos. Un caso de éstos sucedió en el 2009, cuando el 45% de las redes encontradas durante dicho campo se localizaban en dos puestos situados en los alrededores de Lumezzane, cuya superficie equivale a tan solo el 4% del territorio controlado. Ésto sin embargo tiene un lado positivo, ya que indica que en el resto del territorio, bajo control en los años anteriores, las redes afortunadamente están en disminución.

Reyezuelo capturado en una red de cazaReyezuelo capturado en una red de cazaTambién en disminución se encontrarían las instalaciones de redes equipadas con reclamos vivos. Para aumentar la eficiencia de la red, los furtivos acomodan alrededor de la red aves capturadas anteriormente y situadas en jaulas minúsculas. En el 2007 junto a 133 redes fueron 120 los reclamos presentes, en año siguiente 85 en 106 redes, mientras que en el 2009 fueron 59 en 167 redes. Es posible que el mayor riesgo de controles obligue a muchos furtivos a no arriesgarse a perder los reclamos además de las redes. Este resultado es muy positivo, ya que una red sin reclamos es mucho menos eficaz que una con éstos.

Afortunadamente el visco casi ha desaparecido de Brescia, al igual que los lazos para zorros y jabalíes.

5. El éxito del NOA

El cuerpo especial de la Forestal contra la caza furtiva está presente durante el otoño en Brescia. Con aproximadamente 40 agentes provenientes de toda Italia, los forestales individuan y denuncian decenas de cazadores furtivos, de los cuales un gran porcentaje tiene el permiso de caza. No obstante el incidente del 2009, en el que el ministro Luca Zaia (Lega Nord), desde Roma intervino para apartar los forestales que evidentemente cumplían demasiado bien su deber, los campos son también para el Cuerpo un éxito merecido. Gracias a su intervención los furtivos no pueden sentirse tan seguros como antes sucedía.

6. Las operaciones de los guardias venatorios voluntarios

Guardias WWF con petirrojos secuestrados a un cazador furtivoGuardias WWF con petirrojos secuestrados a un cazador furtivoHasta finales del 2007 los guardias del WWF cumplieron su trabajo en Brescia con tanta entrega y profesionalidad que se ganaron la ira de todo el mundo venatorio de la provincia. La política dispuso solícitamente satisfacer las exigencias de los cazadores que no eran libres de cazar furtivamente, preparando un nuevo reglamento para los guardias que de hecho ha limitado la libertad de movimiento de los voluntarios. Pueden obtener el decreto para ejercitar solo los residentes lombardos, además las áreas y los tiempos para las operaciones deben ser fijadas con meses de anticipación. Adicionalmente el prefecto se ha negado definitivamente a reconocer a los guardias las funciones de policía judicial, un handicap para nada insignificante para los guardias que se encuentran continuamente ante delitos y que ahora deben apoyarse a carabineros y policía para operar los numerosos secuestros de aves, armas y trampas. Por estas razones el campo del WWF, que antes contaba con 50 guardias de toda Italia por un mes, se ha reducido a un campo agregado al campo del CABS con la presencia de menos de diez voluntarios WWF. Sin embargo, esto no quiere decir que no son activos, continúan a realizar su trabajo como antes, contribuyendo a sorprender y denunciar los furtivos.

7. Venta de gorriones en las carnicerías

Carnicería que ofrece gorriones congelados en venta.  El comercio de cada ejemplar perteneciente a la fauna silvestre europea está prohibido según la normativa comunitariaCarnicería que ofrece gorriones congelados en venta. El comercio de cada ejemplar perteneciente a la fauna silvestre europea está prohibido según la normativa comunitariaLas carnicerías del Norte de Italia venden gorriones congelados. Se trata, según algunos análisis, de gorriones morunos provenientes de Túnez, seguramente cazados furtivamente con redes o – probablemente – envenenados. Según la normativa europea la importación de aves pertenecientes a la fauna selvática europea está prohibida, así como la importación de cualquier ave, pero en el derecho italiano esta norma no ha sido aún transpuesta. El CABS ha realizado una investigación y ha armado un expediente que prueba sin lugar a dudas como la venta de gorriones deba ser considerada ilegal también en Italia. Los documentos enviados al Cuerpo Forestal del Estado han dispuesto el secuestro de las cargas y la denuncia de los implicados.


8. Financiamiento

Los campos contra la caza furtiva en Brescia son financiados completamente por las donaciones de nuestros patrocinadores de toda Europa y por la contribución de la Karl-Kaus-Stiftung für Tier und Natur (Brema), en algunos años.