Printer-friendly version

Resultados en Francia


La protección de la naturaleza en Francia es aún un concepto relativo: vale solo mientras no sobrepase el derecho de los cazadores a divertirse. Desde los tiempos de la Revolución Francesa la caza es considerada un derecho del ciudadano y un verdadero análisis de los problemas que ésta accarrea no ha sido aún llevado a cabo por los franceses. Los adelantos cumplidos en Francia por lo tanto no son paragonables con los de Italia, Malta o Alemania, no obstante algunos puntos interesantes merecen ser citados:

La avefría necesita en Europa un régimen de protección integral de la caza (© Hans Hillewaert/wikimedia commons)La avefría necesita en Europa un régimen de protección integral de la caza (© Hans Hillewaert/wikimedia commons)

  • La captura con redes de avefrías y chorlitos, que ha suscitado tanto alboroto en el Norte de Europa, parece que esté destinada a morir. Las autoridades francesas no otornan nuevas autorizaciones y los tramperos de 50 han disminuido hoy en día a alrededor de 20. La tradición muere junto con los últimos cazadores.
  • Después de una queja del CABS en el 2005 y a las investigaciones del 2009, los agentes de la ONCFS han iniciado a efectuar controles más eficientes de las tendelles, trampas no selectivas que gozan de una autorización especial absurda. Han sido ya denunciados algunos tramperos por inobservanza del protocolo considerado prelimianar para la obtención de la autorización. Algunos controles se efectúan junto con los voluntarios del CABS.
  • Las investigaciones del CABS sobre el uso de visco en Provenza han llevado a la luz a numerosas contradicciones en la aplicación de las autorizaciones especiales. La Comisión ha sido informada de las reales condiciones en las cuales el visco es utilizado. La presión sobre Francia se hace siempre mayor.