Printer-friendly version

"Le Tendelles" del Macizo Central

El Komitee entrega a Bruselas un estudio sobre la caza con trampas aplastantes en Francia

Tendelle al pie de un enebro en el causse NoirTendelle al pie de un enebro en el causse NoirEn el Macizo Central francés una técnica de captura que se remonta a la edad de piedra ha sobrevivido al pasar de los siglos: las trampas de caída de losa, en francés llamadas Tendelles. Por un siglo han sido prohibidas por su evidente falta de selectividad, sin embargo ninguna forma de represión a este tipo de caza furtiva ha sido puesta en práctica. Y no satisfechos con ésto, en noviembre del 2005 el gobierno francés finalmente decidió descubrir las cartas sobre la mesa, convirtiendo estas trampas en selectivas y por lo tanto legales. En cuestión de una noche cientos de cazadores furtivos fueron condecorados con el título de embajadores de “una forma tradicional de caza“!

Una técnica antigua

Estos artefactos, ahora nuevamente en auge, pertenecen a lo más brutal que el arsenal europeo empleado en la matanza de aves haya creado jamás. La trampa está constituida por una piedra calcárea de 3-10 kilos, sostenida en equilibrio precario por 4 puntales, dispuestos a pocos milímetros de una rama con numerosas bayas de enebro. Cuando un animal se acerca a las bayas, toca el puntal y la enorme piedra colapsa sobre él. El 80% de los animales muere por el golpe (equivalente la caída de una piedra de 20 toneladas sobre la cabeza de un hombre), un 12% permanece atrapado herido bajo la roca y muere desangrado, por sofocamiento o hipotermia: las temperaturas en Causses no suben muchos grados sobre cero en invierno.

Mirlo atrapado y muerto bajo una tendelle: la muerte frecuentemente se produce por sofocamiento o por frío. En el pico se ve aún la baya de enebro que actuaba como ceboMirlo atrapado y muerto bajo una tendelle: la muerte frecuentemente se produce por sofocamiento o por frío. En el pico se ve aún la baya de enebro que actuaba como ceboSegún la derogación del gobierno, las especies capturables con estas trampas son: zorzal real, mirlo, zorzal común, zorzal alirrojo y zorzal charlo; pero obviamente nada excluye que se capturen también: petirrojos, carboneros, bisbitas, pinzones y hasta acentores alpinos, escribanos cerillos y mirlos capiblancos. Ya que estas especies cuentan con toda la protección de la Directiva Aves, el gobierno francés, para evitar caer en la corte de justicia de Luxemburgo, ha declarado que son poquísimos los ejemplares de éstas que vienen accidentalmente capturados, y continúa permitiendo a 32 municipios la colocación de aproximadamente 20.000 trampas en los prados de enebro.

Obviamente la conversión de ilegal a legal de "le tendelles" ha sido posible, gracias a una presunta investigación de dos años auspiciada por el ministerio del ambiente y llevada a cabo por las organizaciones venatorias, con la finalidad de crear un nuevo tipo de trampa de caída de losa que sea “selectiva“. Esta nueva trampa, dotada de dos cubos de madera, debería evitar que la piedra aplaste completamente a la víctima, permitiendo así que las especies más pequeñas huyan por sí solas a través de los dos túneles laterales dispuestos ad hoc. Si bien ante los ojos de cualquier persona que ve la trampa en función, esta estratagema resulta evidentemente ineficaz, el gobierno francés, con el uso de estudios y más estudios ha logrado convencer a la Comisión Europea de la bondad y selectividad de la nueva trampa.

Las investigaciones del Komitee sobre el Macizo Central

Petirrojo muerto en una tendelle. La selectividad de estas trampas es muy bajaPetirrojo muerto en una tendelle. La selectividad de estas trampas es muy bajaEntre diciembre del 2006 y enero del 2009 el Komitee gegen den Vogelmord ha realizado tres inspecciones sobre Causses para observar y documentar la realidad de estas trampas. Aproximadamente 2.000 tendelles han sido identificadas y marcadas en el mapa: de éstas se han seleccionado 800 para someterlas a un estudio sistemático. El objetivo puntual de la operación es tener datos confiables para fiancar o contraponerse a los informes preparados por las autoridades francesas.

El resultado ha sido inequívoco y preocupante para los cazadores que usan estas trampas: como se había previsto no fueron encontrados solamente zorzales, el 17% de aves capturadas pertenecían a especies protegidas, por lo tanto se demuestra la baja selectividad. Del mismo modo los argumentos que afirman la captura de pájaros pequeños vivos por estas trampas han sido desmentidos: no solo el 80% de las víctimas estaban muertas, sino que todos los ejemplares protegidos hallados habían muerto aplastados. Algunos zorzales que estaban aún vivos bajo la trampa, estaban tan malogrados al punto de no poder ser liberados en la naturaleza, algunos presentaban traumas craneales que los discapacitan completamente, mientras otros presentaban fracturas a alas o patas. Pero el aspecto quizás más interesante es el referente a la tasa de captura de las trampas: los franceses sostienen que cada instalación de 80 tendelles captura 0,3 pájaros al día, lo que significa que en 92 días de cacería cada cazador se llevaría a su casa 27 zorzales (lo cual puede definirse como un botín flojo para 3 meses de salidas al campo, combustible, etc.). Según las investigaciones del CABS por el contrario, la tasa diaria alcanzaría alrededor de 2,25 pájaros con una baja en noviembre, por lo cual cada instalación capturaría por estación aproximadamente 270 aves.

Estornino con trauma cránico encontrado vivo en una tendelle. La especie es cazable, pero no con trampasEstornino con trauma cránico encontrado vivo en una tendelle. La especie es cazable, pero no con trampas

Esto multiplicado por las 200-250 instalaciones autorizadas da un total de 42.000 pájaros muertos por este tipo de trampas!

Cómo se explica la diferencia entre las observaciones del CABS y los datos oficiales del gobierno? Simple, alguien transforma los datos, y no es un caso que el ONCFS, ente del gobierno francés, responsable de la caza y de la fauna, haya escrito un informe completo sobre como los datos oficiales fuesen no confiables y falsificados. Es decir que los cazadores han maquillado los datos de captura de sus trampas a tal punto de hacerlas parecer inofensivas y “derogables“ a los ojos de todos.

Resultado de la investigación del CABS

También este carbonero garrapino fue atrapado y murióTambién este carbonero garrapino fue atrapado y murióEl artefacto que el ministerio del ambiente de Francia ha vendido como una trampa selectiva y tradicional, que respeta la Directiva Aves, puede ser definido sin lugar a duda como una trampa violenta, eficaz, a menudo extremamente dolorosa y absolutamente no selectiva. Es decir "le tendelles" infringen la directiva europea clamorosamente. Lastimosamente la Comisión continúa engañándose por tantas pericias preparadas por las autoridades francesas.

El CABS con el apoyo económico del Deutscher Tierschutzbund ha elaborado un exhaustivo informe sobre "le tendelles" y lo ha presentado a los responsables de la Comisión Europea en Bruselas. Por otro lado una petición ha sido enviada al Parlamente Europeo, pidiendo que se vuelva a examinar la legalidad de "le tendelles".