Send to friendPrinter-friendly version

Y si Francia nos llevara a todos por el camino equivocado?

Cazador: Francia es el país en el que la caza y la matanza de aves reinan aún soberanasCazador: Francia es el país en el que la caza y la matanza de aves reinan aún soberanasMientras en Europa los Estados miembros se movilizan progresivamente para adecuarse a la Directiva Aves y garantizar a las aves migratorias una suficiente protección, los aproximadamente un millón trescientos mil cazadores franceses continúan a oponerse firmemente a cualquier norma internacional que regula la actividad venatoria en la Grande Nacion. El derecho de cazar, garantizado a cada ciudadano durante la Revolución Francesa, no tiene evidentemente, en su percepción, nada que ver con la protección de la fauna: la cacería masiva de aves, el uso de trampas, y la caza primaveral de las especies migratorias son en muchos departamentos franceses prácticas aún imprescindibles. Las zonas clave en las que se perpetúa la cacería irrespetuosa de las Directivas Comunitarias y peligrosas para especies ya amenazadas son las ubicadas al sureste y oeste, en el noreste y en el centro del país. En Ardenas los lazos para zorzales son considerados todavía como legales, en los Grandes Causses las mortales trampas de caída de losa son para el gobierno Francés “extremamente selectivas“, en el sureste el visco es autorizado en toda la Provenza, en el suroeste no solo se dispara a las tórtolas en primavera, también se capturan todavía ilegalmente miles de escribanos hortelanos, una especie entre las más amenazadas de Europa y que para la cuisine francesa parece constituir una exquisitez irrenunciable. Al menos hasta que existirán, añadiremos....

zorzal común muerto en una tendelle. Después de decenas de situaciones ilegales el gobierno francés ha legalizado en 1989 la matanza de aves bajo el nombre de "caza tradicional"zorzal común muerto en una tendelle. Después de decenas de situaciones ilegales el gobierno francés ha legalizado en 1989 la matanza de aves bajo el nombre de "caza tradicional"La atención nacional se vuelve siempre más fuerte sobre el tema Francia: muchos proteccionistas del Norte de Europa no aceptan simplemente que los ejemplares protegidos por ellos con esfuerzo tanto humano como económico, sean después masacrados por lobby venatorios y políticas complacientes en los departamentos franceses. Así, con el apoyo de Parlamentarios Europeos y miembros de la Comisión Europea, las asociaciones ambientalistas buscan continuamente forzar al gobierno de París a hacer valer realmente la Directiva Aves en su territorio. Con el apoyo de las ONG francesas y una estrecha colaboración este objetivo puede finalmente ser considerado alcanzable en los próximos años.