Printer-friendly version

Fusilamiento de bandadas de gansos selváticos

Vuelo de ansares caretos grandes cerca de BerlínVuelo de ansares caretos grandes cerca de BerlínEn toda Eurasia, el centro de Europa es el área de invernada más importante de los gansos selváticos. Las grandes planicies que se extienden desde Francia hasta el Mar Negro son los principales cuarteles de invernada para los contingentes migratorios de gansos selváticos que llegan desde Escandinavia, los ánsares caretos que llegan desde la tundra siberiana y para los ánsares piquicortos provenientes de Groenlandia. Durante la migración, algunos cientos de miles de gansos, prácticamente la entera población euroasiática, se reúnen en las enormes reservas naturales de Alemania Oriental. Los animales necesitan enormes lagos y ríos para el descanso nocturno, mientras que durante el día se alimentan sobre los campos en reposo después de la siega, pastos o pantanos. Las enormes bandadas son un espectáculo que en verdad deja sin aliento!

Lo que para algunos hombres es un inmenso espectáculo de la naturaleza, para otros es una oportunidad para sembrar el pánico y plomo. Los cazadores se posicionan al reparo de matorrales o casetas temporales en las cercanías de los dormitorios nocturnos y esperan los primeros movimientos de las aves. Cuando los gansos regresan al ocaso o parten al alba, son abatidos por una descarga impetuosa de proyectiles, que los alcanzan mientras descienden al agua o cuando despegan. Ansar campestre abatido por un cazador alemánAnsar campestre abatido por un cazador alemánMuy a menudo también las grullas son afectadas por los proyectiles – y por lo tanto por el plomo, particularmente tóxico. No son raros los casos de abatimiento de especies protegidas que comúnmente se unen a las bandadas de gansos en los dormitorios nocturnos. También muchos animales heridos solo superficialmente y que no han muerto por el disparo, mueren por envenenamiento de plomo en pocas semanas. Otros caen entre las cañas si ser encontrados por los cazadores: los perros que en teoría son obligatorios por ley en este tipo de caza, frecuentemente no se utilizan. Según datos oficiales en Alemania se abaten cada año 35.000 gansos, pero es un hecho que sean al menos 50.000 las víctimas de la caza.

En las últimas décadas muchos de los lagos-dormitorio importantes para los gansos se han convertido en áreas protegidas, sobre sus riberas no es posible practicar la actividad venatoria. Sin embargo tomando en cuenta que muchos de los cazadores que se dedican a la caza de gansos en Alemania Oriental son personajes adinerados o VIP de las regiones occidentales, no es extraño que los cazadores locales a cambio de grandes sumas, permitan a los huéspedes cazar dentro de los límites de las áreas protegidas.

Y no termina aquí. No hay duda que los cazadores alemanes tienen dificultades para diferenciar un ciervo de un corzo, entonces qué se puede decir sobre distinguir un ánsar careto de un ánsar careto chico, o un ánsar piquicorto de un ganso selvático?. Las diferencias son tan sutiles que solo los mejores ornitólogos pueden notarlas en el campo y en condiciones de luz favorables. De hecho, ninguno de los cazadores encarados por el CABS después de muchas de las masacres fue capaz de distinguir un ganso selvático de un ánsar careto. Y se debe tomar en cuenta que los animales yacían muertos a sus pies!

Voluntarios del CABS mientras vigilan los cazadores de gansos en BrandemburgoVoluntarios del CABS mientras vigilan los cazadores de gansos en BrandemburgoEl CABS ha luchado por años contra esta inaceptable forma de caza siempre con mayor éxito. Desde 1997 el CABS vigila que las normas venatorias se respeten en las grandes áreas húmedas del Brandemburg, Mecklenburg-Vorpommer y Saxen-Anhalt. Los colaboradores voluntarios del CABS se presentan cada fin de semana en los dormitorios más importantes de Alemania Oriental durante la estación de caza de gansos. Muchos cazadores son denunciados a la policía y con el apoyo de las autoridades, se impiden muchas de estas masacres de gansos selváticos.

En el curso de los años gracias a la continua presencia de los activistas, la grand caza de gansos, unida al turismo venatorio intra-alemán, es cada vez menos maciza.