La caza causa extinción

Palomas en las Niebla


Como la caza extinguió la especie migratoria más numerosa de Norteamérica

Pareja de palomas migratorias pintada por J.J.AudubonPareja de palomas migratorias pintada por J.J.Audubon

Era octubre de 1813 cuando J.J. Audubon, en camino hacia Louisville, en Ohio, avistó la primera bandada de palomas migratorias en al horizonte. Las aves migraban desde el noreste hacia suroeste. Se acercaban a una velocidad impresionante: a los ojos de los observadores la velocidad podía ser de cien kilómetros por hora.